Descubre

Paris in Blue

FEBRERO DE DOMINGO PARISINO

Febrero de domingo parisino, Rue Oberkampf rumbo a Menilmontant; la noche parisina, como es, los coches proyectando sus faros sobre los charcos relucientes que salpican aceras y asflatos. Frío gélido congela el aliento de los paseantes, vapores que se mezclan con la humareda de las creperies y los bares de la calle; Rue Saint Maur grafitteada de arriba a abajo, desde un balcón un hombre sonríe; sudadera de cuello alto, da una calada al cigarrillo y desaparece tras la sombra veloz de una moto y un camión de carga que cruzan el semáforo a toda velocidad. Anochece pronto, cielo oscuro y luz de farola blanca, fría, la noche parisina, en febrero, como es.

Izquierda de Oberkampf por Cité Griset hasta el número 4, portal de techo alto poco iluminado, la entrada al local Impasse.

PUZZLE ASSOCIATION EN L’IMPASSE

Algunos fumadores retenidos apuran la última calada y se apresuran a entrar, dejando atrás la calle oscura; hall de entrada, se desabrochan la cremallera del abrigo y penetran la sala; la noche pasa, en un instante, del gris invernal al azul eléctrico que proyectan los focos sobre barra, obras, sofás y escenario. El evento ‘Puzzle I- Partage’, organizado por la asociación Puzzle Association, ha comenzado.

Desde los sofás bajos alzan su mirada jóvenes parisinos que beben tranquilos, charlan; otros se pasean por la sala observando las ilustraciones expuestas en la pared de diferentes dibujantes y diseñadores gráficos, comentan y señalan posters, lienzos y esbozos. Alrededor de la zona del escenario un grupo de personas escuchan atentas al debate que se está llevando a cabo entre 5 personas de diversas edades y profesiones sobre el tema que se ha elegido para este evento; ‘Le Partage’, el compartir.

ECLECTISMO Y DIVERSIDAD

La idea del proyecto PUZZLE es la de promover eventos de naturaleza variada; sus creadores buscan reunir en un mismo espacio a ilustradores, pintores, músicos, fotógrafos, cineastas, diseñadores de moda y creativos diversos, con la idea de que todos estos puedan disfrutar de unos días de colaboración y trabajo en común. Así, los eventos organizados por Puzzle proponen sesiones de cine de autor, conciertos en directo y debates en el mismo espacio en el que se exponen cuadros e ilustraciones de artistas varios, así como stands de camisetas y suaderas diseñadas y elaboradas a mano. El objetivo principal es impulsar la creatividad y libertad de jóvenes artistas, dándoles una oportunidad de mayor visibilidad y reconocimiento.

UNA DIMENSIÓN SOCIAL

La asociación fue creada en junio de 2018, y además de su función cultural fue ideada con un objetivo social. Todo el dinero reunido durante los eventos organizados es destinado a diferentes organizaciones caritativas, buscando unir la faceta creadora del arte con otra más social. Así, tanto las obras como la ropa expuestos están en venta, así como los CDs y películas de los diferentes artistas audiovisuales. El aire desenfadado del bar se diferencia de un ambiente de galeria más clásica, creando un espacio joven, variado y divertido.

LE PARTAGE

El tiempo pasa entre lento y rápido por la noche de domingo, música rítmica de guitarra en manos del músico invitado Olivier Hoppenot. Los jóvenes asistentes charlan, escuchan, siguen el ritmo de las melodías con un movimiento desentendido de cabeza. La sala de l’Impasse a cada minuto más oscura, más tenue; la semana alargando los minutos, estirando los tragos de los botellines fríos y las caladas rápidas, furtivas, los reflejos de los focos en la pared; buscando compartir, durante unos momentos más, unos instantes más, los últimos resquicios de una noche azul de domingo parisino.

El concierto finalmente termina, los asistentes poco a poco se levantan, recogen sus chaquetas, algunos llevan los vasos vacíos hasta la barra del fondo del bar y se acercan a los artistas para cruzar un par de palabras de agradecimiento. Dibujantes, cineastas, diseñadores, músicos; satisfechos, algo cansados, se dan la mano, asienten con la cabeza, «Bien sur que oui», se intercambian los teléfonos al más puro estilo parisino: con un gesto seco, sin sonreir demasiado, formales. El evento ha terminado; la puerta del bar se cierra, la música se detiene, y la luz, azul, de golpe, se apaga.

LE FIN.

 

 

 

 

 

Ricardo Reis - 14/02/2019